miércoles, 22 de febrero de 2017

Orgullosa Sodoma



Resultado de imagen para Sodom gomorrah
La fe, reducida a sistema, provee de seguridades, eso sí, al precio de pasar por alto la realidad, dejarla a un lado. Incluso travestida en sistema, la fe, el dogma, conserva siempre la posibilidad de convertirse para cada uno en amistad con Jesús. En cualquier caso, la amistad con Jesús, la fe auténtica, tiene la virtud de conducirnos en una precariedad arriesgada que, sin embargo, se hace cargo de la realidad. Como el samaritano aquél se hizo cargo del hombre apaleado en medio del gran camino, sin poner su acción al servicio de ningún proyecto. Curiosamente, lo que hicieron el sacerdote y el levita, antes aún que no hacerse cargo, que no ser prójimos de aquel desgraciado, fue hacerlo invisible, negarlo, declarar que no existía: lo vieron y dieron un rodeo. Dar un rodeo equivale a esquivar la realidad, negarla para poder afirmar un proyecto, un sistema.

miércoles, 15 de febrero de 2017

La conspiración de la amistad



Ivanillich.jpg
Este cuaderno virtual –sorprendentemente– tiene un puñado de receptores. Los indiscretos artefactos que contabilizan las visitas y los que informan del número de suscriptores, permiten sospecharlo, sin certeza, claro está. Lo cierto es que las escasas anotaciones de esta libreta alcanzan a un pequeño manojo de destinatarios. Ignoro cuántos de ellos se toman la molestia de leer lo que aquí anoto. De hecho, salvo una porción todavía mucho menor de amigos y de conocidos, lo ignoro todo acerca de quienes reciben los mensajes en esta botella a la deriva de la red. Es algo muy anómalo que está en la raíz misma del arte de la escritura. Lo escrito, una vez que se abandona a su suerte, se convierte en un objeto sin un fin preciso, autónomo. Pero la paradoja es que quien escribe esto quiere comunicar, pero sobre todo quiere comunicarse. Y eso, mediante un escrito, sólo se puede hacer de un modo necesariamente imperfecto, truncado, frustrante. Ese drama se vuelve hoy todavía más agudo, porque la evolución de la civilización nos ha llevado a un punto de un individualismo desconocido hasta ahora. 

martes, 7 de febrero de 2017

La misericordia de Dios es doble


Resultado de imagen para johann von staupitz
Entre los personajes del drama de la Reforma protestante, Johann von Staupitz (1460-1524) desempeñó un papel muy significativo por su condición de híbrido, de impuro. Al menos, así resulta en lectura retrospectiva tanto desde el mundo protestante como desde el católico. Lutero, que reconocía sin ambages la deuda intelectual, afectiva[1] y espiritual[2] que tenía con su maestro y antiguo superior agustino, no sobrellevó con paciencia la negativa de von Staupitz a secundar su revuelta y no escatimó duros calificativos para aquél que, hasta el último momento, se mostraba orgulloso de la amistad con su antiguo discípulo y evocaba su intimidad con él que, como Jonatán para David, era «amabilis super amorem mulierum» (Vulg. 2 Sam. 1, 26)[3].